El Blog

Calendario

<<   Junio 2006  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog

Editoriales en la Prensa Española (20 de septiembre de 1998)

Por Narrador - 18 de Junio, 2006, 6:10, Categoría: Opiniones (Editoriales)

Tres editoriales, al margen de la abundancia informativa, encontramos en los periódicos del día 20. Llama poderosamente la atención lo que por entonces afirmaban tanto EL PAIS como EL PERIODICO. Hoy van en una línea muy diferente ¿Por qué? La respuesta es muy evidente.

LA AUSENCIA DE ATENTADOS DEBE PERMITIR A TODOS LOS PARTIDOS ABRIR UN DEBATE EN PROFUNDIDAD

No es sorprendente que la tregua de ETA sea vista con más esperanza en Euskadi que en el resto de España. Puesto que los vascos padecen de manera más inmediata la amenaza del terrorismo, es natural que por encima de otras consideraciones valoren cualquier iniciativa que alivie esa tensión. Considera EL PAIS que la ausencia de atentados debe permitir a todos partidos abrir un debate profundo que no rehuya ninguna cuestión. La declaración de Aznar desde Lima señala el buen camino, que no es otro que el de una acción concertada de todos los partidos democráticos para explorar las vías que contribuyan a una paz duradera. El hecho mismo de que el presidente Aznar se encaminara ayer directamente desde el aeropuerto a la Zarzuela para entrevistarse con el Rey, transmite a los ciudadanos el mensaje de que nos encontramos ante una situación excepcional

Como ha recordado el lehendakari Ardanza, puede haber llegado el momento de abrir el proceso de diálogo contemplado en el artículo 10 del Pacto de Ajuria Enea para el momento en que exista una "voluntad inequívoca" de ETA de renunciar a la violencia. Pero ese mismo texto establece la regla de la mayoría democrática para cualquier acuerdo de naturaleza política. Sería inaceptable primar a quienes cargan más de 800 muertos sobre sus espaldas. (EL PAIS. Editorial)

ANTE EL ANUNCIO ETARRA, LA INICIATIVA CORRESPONDE AL PRESIDENTE AZNAR

El anuncio de la suspensión indefinida de su criminalidad habitual por parte de ETA, que, como se desprende del tenor literal y del espíritu del comunicado emitido, sólo obedece a sus intereses estratégicos y no al convencimiento acerca de su repugnancia moral y política y de su actividad criminal, no significa que la banda terrorista tenga la iniciativa ni que marque el orden del día de la agenda política.

José María Aznar, que regresaba ayer de su viaje de Estado a tierras colombianas y peruanas, despachó con el Rey. En los contactos que seguirán con miembros de su Gobierno es lógico suponer que se comenzará a estudiar la situación provocada por el anuncio etarra y a diseñar la estrategia con los representantes de los partidos políticos democráticos que aceptan el diálogo, como ya anunció en su primer comunicado oficial. Pero, señala, ABC, la única reacción institucional oficial y legítima al anuncio de la banda terrorista es la que adopten el Gobierno y el Parlamento de la Nación. Lo demás es opinión particular o anécdota. El Ejecutivo y su presidente tienen la responsabilidad del Gobierno y en sus manos está, en una acción coordinada con los demás partidos democráticos, la determinación de la posición de la Nación española ante el anuncio etarra. (ABC. Editorial)

EL REENCUENTRO DEL PP CON EL PSOE, CONSECUENCIA POLITICA DE LA TREGUA DE ETA

Lo que era impensable hace una semana ha sido posible. La tregua de ETA ha unido lo que la ejecución de la sentencia del 'caso Marey' acabó de separar completamente. PP y PSOE asumen sus responsabilidades y han reanudado el diálogo para coordinar su acción frente a la propuesta de organización terrorista. La reunión del ministro de Interior, Jaime Mayor Oreja, con los dirigentes socialistas, Joaquín Almunia, Josep Borrell y Juan Alberto Belloch, a las pocas horas del anuncio de ETA, es indicativa del nuevo clima entre las dos primeras fuerzas políticas españolas, prácticamente coincidentes después en sus declaraciones y comunicados.

El reencuentro del PP, PSOE, consecuencia política de la tregua de ETA, era obligado y rompe un exceso de crispación, ya que las dos formaciones habían llegado al absurdo en su encono, perjudicando a los ciudadanos. (EL PERIODICO. Editorial)